Datos personales

Mi foto
Premio Mr. E a la mejor producción ¿independiente? de rock argentino

jueves, 10 de julio de 2008

Las Máximas de Mr. E.

Hoy inauguro un nuevo apartado de este espacio excediendo al premio propiamente dicho. Estas son las Máximas de Mr. E, opiniones sobre temas generales relacionados con la música y el arte que le den un tono erudito a un premio tan subdesarrollado y berreta. Serán varias y se irán agregando con el tiempo. Arranco con esta:

El pintor Pablo Picasso es el autor de una frase muy profunda que vale para cualquier manifestación artística y que es: “Un pintor pinta lo que vende. Un artista vende lo que pinta”. Le robo esta sentencia al célebre artista español para trasladarla a la música y afirmar que el verdadero artista es aquel que no se preocupa por gustarle al público y mucho menos a las discográficas o a la prensa. El artista de la música exterioriza sus sentimientos en canciones y expresa mensajes al mundo, ya sea su propia experiencia, sus estados de ánimo, su visión de las cosas que lo rodean o cualquier otro tema que afecte su sensibilidad. Después, que lo escuchen y aprecien esa forma de expresión asistiendo a sus recitales o comprando sus discos son dos mangos aparte. Y no me meto a evaluar en este caso la calidad de lo que dice (materia importante, por supuesto) ya que me interesa la visión del artista frente a la del músico: este último tratará de conformar el gusto de las mayorías con una propuesta apta para todo público que venda desde el diseño de la composición. Aquel, el artista, no pensará en quién va a escucharlo. Vomitará su interioridad en notas musicales de forma tal que acompañen lo que tenga para decir más allá de los que quieran escucharlo. El músico creará un producto de entretenimiento, digno y legítimo en sus especie, por qué no. El artista creará una obra de arte y no le importará que sea legitimada por el mercado o los consumidores. Es posible que nadie la escuche o que jamás llegue al gran público o peor aún: que sea rechazada. Sin embargo el artista, obstinado, consecuente, no se preocupará por ello y defenderá su derecho a la expresión sin detenerse en la evaluación del éxito comercial. ¡Y esto es muy lógico! ¿A quién puede ocurrírsele evaluar con criterio comercial a una obra de arte? Solo a aquel que de arte no entiende nada.

Por lo tanto la máxima número uno de Mr. E es robada al gran Picasso y, adaptada, dice:


“Un músico compone lo que vende. Un artista vende lo que compone”.-


2 comentarios:

juan dijo...

Cuanta verdad...
Lamentablemente hoy pasa por vender generando cabezas pobres y haciendo realmente dificil el camino para lo q quieren simplemente ser escuchados...

Anónimo dijo...

Mejor no pasar por la academia cosas que nunca van a tener una sola explicacion, aunque toda explicacion es valida, siempre habla la musica.
Claro que Picasso era un genio.