Datos personales

Mi foto
Premio Mr. E a la mejor producción ¿independiente? de rock argentino

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Se trata de entender.

"Enchastre" - Louta.
Columbia - 2018.-


Los hijos buscamos oponernos a nuestros padres en algún momento de nuestra etapa adolescente. Es una conducta humana y está bien que pase. Las personas queremos tener nuestra propia identidad y los padres, que son los referentes idealizados durante la niñez, se convierten en el blanco de nuestras críticas y reproches en los años "dieci" y, en muchos casos, hasta bien entrados los "veinti". Está bueno que esto suceda. No es un problema y, además, pasa y no deja huellas.-
El gran aporte del rock principalmente de la mano de The Beatles, el fenómeno cultural más grande del siglo XX, fue otorgar un espacio de protesta y diferenciación que hasta ese momento la juventud no tenía. Mi Viejo era un tanguero fanático, melómano y coleccionista de discos, material gráfico, libros y un largo etcétera. Heredé su pasión por la música pero el tango, a mi, no me esperó nunca. Fue una forma de oponerme, supongo. Y pasó sin heridas, salvo mi desinterés por el género porteño por excelencia. Pero el tango era el rock de mi viejo. Una manifestación urbana, contestaria y ¡joven! con la que él, seguramente, se opuso en sus años mozos a su padre gallego, además de hacerse hincha de River cuando su Viejo era partidario del más castizo San Lorenzo. El rock se quedó un tiempo largo y se convirtió en la cultura representativa de varias generaciones que quedaron en una especie de "limbo de oposición a los padres", si se me permite el concepto de psicología berreta. Los viejos le mostrábamos el rock a nuestros hijos y ellos se subían entusiasmados como cuando lo descubrí yo autogestivamente. Siempre me pregunté cómo se iban a oponer a mí mis hijos si mi (nuestra) discoteca era para ellos un lugar apreciado. Mis chicos sabían que los discos de The Beatles se escuchan de inicio a fin y que el botón foward está bloqueado para tamaña obra de arte. ¡Ni a eso se opusieron! Mamaron el rock desde el día uno de sus vidas (mi canción de cuna preferida era "Bankrobber" de The Clash, por la melodía, no por la letra, aclaro) y encontraron allí identidad y representatividad. Y no pasó nada. No hay huellas psíquicas graves pero integran el lote generacional ausente del principio de la oposición a los progenitores.-
Y todo esto lo digo para llegar a Louta porque creo que es la cabal materialización de un nuevo canal de resistencia a los padres. Y no es solo eso sino todo lo que significa y representa. Louta es la gran novedad de la cultura independiente de una camada joven que encuentra en él un exponente que antagoniza con todo lo establecido por las generaciones precedentes. ¿Louta hace rock? ¡¿A quién le importa eso ahora?! Como en las nuevas expresiones musicales que he comentado este año hay trap, electrónica y hip hop pero, en su caso, casi ningún ancla con la tradición del rock argentino. Estamos frente a un fenómeno artístico difícil de comprender cuando te formaste en otro mundo, rockero, analógico, sin redes sociales ni comunicadores youtubers. Pero sobre todo cuando creciste en un entorno en el que ser rebelde y diferente eran atributos necesarios y valorados. Louta no hace rock en el sentido estricto del término y es que ese sentido está perdiéndose. No nos pueden mostrar contrastes escuchando a Green Day cuando nosotros amábamos a Sex Pistols. Pero si lo pueden hacer con Louta porque nos pone en el incómodo lugar de la incomprensión. Y no hay nada más frustrante que no poder interpretar un fenómeno frente al que no solo lo hace sino que, encima, lo disfruta. Y esto si es rock. Nos desacomoda, nos perturba, nos suena raro, molesto, ¡nos rockea en la cara!-
Debo decir que "Enchastre" definitivamente no me gusta, lo cual no es un problema ya que muchas cosas no me gustan. De hecho no me gustan The Rolling Stones, indiscutibles abanderados del rock. Pero que algo guste o no es una cuestión subjetiva que nos redime de dar explicaciones. El problema es que no lo entiendo porque no es para mí y paso a ser el abuelo gallego al que mi Viejo le clavaba unos tangos que para él no tenían el más mínimo significado. Opinar sobre la música Louta sería una paradoja ¿qué digo de algo a lo que no puedo captarle el sentido? Puedo analizarlo pero no puedo ofrecer un veredicto o dar mi mirada subjetiva. No puedo decir que es malo porque no me gusta ni puedo decir que es bueno porque no lo comprendo.-
Louta, dicen, tiene un vivo demoledor. Pero canta solo y sobre grabaciones, sin grandes efectos escénicos. Sin embargo es generalizado definir a sus actuaciones como muy movilizantes. Sigo sin entender. Su obra no solo es su música, es la acumulación de sus shows, su vestuario vintage (todo un desafío), sus posteos en redes, sus entrevistas y, como dijo un gran músico y amigo, los comentarios que esos posteos desencadenan. Es una expresión artística de nuevas generaciones que buscan otros sonidos y experiencias. La electricidad ya pasó. El rockero rebelde no le va. El dark depresivo o el punk encendido tampoco. Todo lo que entendimos y fue nuestro ya no es de ellos. Y han encontrado la forma de mostrárnoslo y, por lo menos a mí, hacerme sentir que estoy completamente afuera.-

https://www.youtube.com/watch?v=u-2Z_vOOro8