Datos personales

Mi foto
Premio Mr. E a la mejor producción ¿independiente? de rock argentino

viernes, 16 de octubre de 2009

Sorpresas de la música, contradicciones del premio.

La Secta - "Pecatta Mundi"
Cucuso Records - 2008/09.-

El último de los discos platenses que me dejaron en mi vista a La Secta del Cordero es, sin ánimo de ser redundante, el de La Secta a quienes envío de corazón mi agradecimiento. Y quiero en esta reseña ser descarnadamente directo asegurando que La Secta, aún habiendo editado un excelente álbum, no puede alzarse con el Premio Mr. E
por la sencilla razón que su música no es del máximo gusto de este arbitrario juez y, por lo tanto, se ve superado en apreciación subjetiva por otras propuestas. Pero hay que decir por el otro lado que este disco es una de las más conmovedoras sorpresas que últimamente he escuchado. Tal como indican en sus perfiles su propuesta es "un grupo de musica+performance, que combina el rock (industrial+electronico+ambient), la actuacion teatral y las instalaciones escenograficas, conformando espectaculos que integran en un solo lenguaje lo sonoro y lo visual, lo musical y lo dramatico, lo kinesico y lo proxemico". Supongo que sus presentaciones en vivo deben ser demoledoras tanto como su música, una verdadera maquinaria pesada, metálica, que muele el aire con su sonido cortante de guitarras como sierras y baterías como pistones de motor. Sin prejuicios abordan, siempre con su estilo y clase, distintos ritmos y tempos. Letras místicas, muchas veces llenas de un humor negro extraordinario oponiendo las dramáticas y expresivas voces de sus cantantes en registros tan opuestos como complementarios. No se si en Argentina ha habido o hay proyectos de esta naturaleza (recuerdo a Notcheff y Jesus Martyr) pero hay que decir que La Secta resulta, para el panorama del rock independiente argentino, un proyecto sumamente original y de muy alta calidad. Sorpresas que da la vida. Para un oyente de música menos radicalizadas como este que escribe, resulta una experiencia sensorial gratificante aunque algo difícil y poco cortés. Para los iniciados es sencillamente indispensable. Quien sabe... es probable que con el tiempo me haga fanático.

http://www.myspace.com/sectaproducciones

http://www.sectaproducciones.com.ar

5 comentarios:

BandasPlatenses dijo...

No sé si el tiempo te va a hacer fanático, creo que tendrías que ir a verla en vivo para hacerte en el primer minuto un seguidor fiel de ésta banda. Por bandas como estas se está pagando dineral para ir a verlas, por $10 te llevás lo mismo y mucho más porque interactua mucho con el público, te reís, te pegan los bajos en el pecho, te sentís de la banda por unas horas. Mandate un día a verlos, un abrazo!

Anónimo dijo...

Hola! Yo tampoco escuchaba este tipo de música, hasta que los vi por primera vez de casualidad (tocaron con otra banda que seguía)..te aseguro que si los ves en vivo te vuelan la cabeza!!! no sabes como suenan!! y así te veremos en todos los shows de La Secta como me pasó a mi. Saludos!
Pato

froilan frula dijo...

Coincido plenamente con los dos comentarios de arriba: La Secta es una banda de vivo. los discos pueden tomarse como la banda sonora de dicho espectáculo: si bien está muy bueno, no es el producto en su totalidad.
Debo admitir que, tanto el tipo de música como el resto, no son las expresiones artísticas de mi mayor agrado, pero no puedo dejar de reconocer que son pocos los que plantean este tipo de apuestas y, de yapa, lo hacen bien.
saludos

chinaski wiesler by LSDC dijo...

y agrego que los tiempos y la sonoridad tan rígida del grupo alcanza el clímax con el cambio de temperatura que le pone gastón (el cantante, el kestá en la imagen) cuando imposta a una melodìa mucho más pop en temas como la versión de fede moura (mirada speed, de indispensable escucha) o "tengo a tu mamá"... hay otros. pero es inseparable el concepto musical de lo que ves arriba del escenario. te vuelan, literalmente

Anónimo dijo...

El contraste de voces entre Arecha (grave) y Cingolani (agudo) da un toque muy especial a la banda. Las guitarras filosas y cortantes también son parte indisoluble del sonido.